martes, 8 de enero de 2008

La felicidad

El otro día vi
a un rico
de pie en la puerta del templo.
Tendía sus manos
llenas de piedras preciosas
a todos los transeúntes, diciendo:
-Tened compasión,
tomad de mí estas joyas.
Me han puesto el alma enferma
y me han endurecido el corazón:
piedad, tened piedad,
tomadlas,
haced que me cure.
Pero nadie le hacía caso.

Poema titulado Miseria, escrito por el pintor y poeta libanés Yibran Jalil Yibran



No hay duda de que un hombre verdaderamente sabio es un hombre feliz. La auténtica felicidad, la duradera, no está en tener muchas posesiones o en hacer grandes cosas. Está aquí y ahora, en el momento presente y tampoco hay que actuar de forma especial para encontrarla, sólo saber que está ahí, desde siempre, esperando en nuestro corazón. Hallarla en nuestro interior de forma continua equilibrará la relación con nuestro entorno y nos enseñará a maravillarnos ante el milagro que encierran las pequeñas cosas de la vida.

6 comentarios:

Anaiz Quevedo dijo...

La pasantía en este planeta está repleta de sorpresas. Cada momento es un aprendizaje. Hay cosas muy hermosas y otras tristes.

Superamos pruebas a cada instante. Para mi la más difícil ha sido entender como en este mundo teniendo tantos recursos naturales, humanos y espirituales muchos de nuestros semejantes estén padeciendo de hambre, abusos, maltratos.

En este mundo dar Amor, pensar en Amor, actuar para el Amor, Escribir para el Amor es la consigna. Y cuando coloco Amor, tu que lees a Enrique sabes que Amor es sinónimo de Dios(a) Porque hablando de Amor lo atraemos, los atraemos a nuestra vida, lo atraemos al entorno, lo atraemos a nuestro universo. Yo le pido tanto al Dios(a) Amor que nos ilumine, que este planeta consiga su elevación y sé que la respuesta está dentro, dentro de cada uno(a) de nosotros(as. Si cambiamos por dentro y trabajamos desde el libre albedrío para el cambio de nuestros prójimos, estaremos haciendo mucho.

Gracias por tus delicadas palabras en este espacio con tantos mensajes positivos

Anaiz

MRU dijo...

Muchas gracias por tus sabias palabras,estas nos reconfortan y alimentan el alma.
Muchos saludos desde BCN.
MRU.

XXXIII dijo...

Me encanta el dibujo de la derecha,arriba, en el título... También desconcierta...

aranzazu dijo...

Hola! Gracias por tu comentario y tu enlace. He echado un vistazo rápido a tus páginas y me gustan. El arte y la espiritualidad siempre han estado ligados. No sé quien dijo esta hermosa frase: "El arte empieza cuando vivir al propia vida no es suficiente". Añadiría yo que más que la propia vida, el arte nace de la necesidad de trascendencia de la misma, de la necesidad de ir más allá para comprender más acá y de la necesidad de crear un puente entre consciente e inconsciente por donde podamos transitar. Y en línea con Anaiz, todo acto d creació y, por extensión, cualquier arte es una expresión de Amor. Sin más.
En fin, un abrazo y hasta pronto!

Marisa Taddia dijo...

Tus palabras son muy ciertas! Uno busca mucho tiempo afuera lo que siempre estuvo dentro.

Muy bonitos tus blogs y tu arte.

Saludos,
Marisa

Anónimo dijo...

Gracias por compartir este espacio. Hace poco leí un libro que habla sobre la felicidad, la libertad, el autentico amor, la identificación con la mente.... una lectura que ha colabora en mí. Un libro que tiene vida, energía, por eso os hablo de él. El libro se titula "Viaje a la Divinidad-Muerte en vida". Lo encontré "casualmente" en http://viaje-a-la-divinidad.lacoctelera.net/
ADemás, habla de la figura de El Buda. LA verdad que sobran las palabras. Tan sólo añadir gracias a la lectura y existencia de este libro como de otros cuyos mensajes enriquecen.